Erasmus en medicina (III): Prácticas

¡Buenas a todos de nuevo!

playa blog

Se nota que ya han llegado de verdad las vacaciones, la playa el sol… y el ritmo que llevaba en las primeras entradas ha bajado un poco. Pero a ver si puedo ir dándole caña a esto, para que  esté todo lo que creo que debéis saber sobre el Erasmus antes de empezar el nuevo curso 🙂

Hace poco coincidí con una amiga de medicina que se interesó mucho por Francia para hacer un intercambio. La conclusión a la que llegamos, es que dado que en cursos con mucha teoría el año se podía hacer duro, y sus planes no eran para irse a sufrir”, una buena opción era hacerlo en 6º, donde solo tenía prácticas.

Personalmente me parece de los mejores destinos para hacer prácticas ya que los alumnos allí tienen unas responsabilidades muy definidas como Externes, o miniresidentes, para entendernos mejor.

La rutina era la siguiente.

Íbamos todas las mañanas al hospital en horario normal y hacíamos  todo lo que nos mandaban.  En planta, nos asignaban a dos o tres pacientes y cada estudiante se encargaba de llegar pronto, mirar su analitica, explorarlos, rellenar la historia con la evolución… etc.

Cuando llegaba el médico le explicábamos todo un poco, entrabamos todos, y él junto con los residentes tomaba las decisiones.

Menos el maravilloso de Nefrología  que nos hizo participar en todo. Sólo nos decía que si o que no… y si era que no, vuelta a empezar hasta que más o menos lo teníamos. Esto pasaba porque había muchos menos pacientes y teníamos todo el tiempo del mundo. Al final nos lo explicaba todo super bien y ya.  La verdad es que aprendí mucho de aquel servicio. *

Una vez hecho todo esto, tocaba hacer los informes de ingreso (si el paciente era nuevo) y de salida (si le habían dado el alta, aunque siempre empezábamos a hacerlo desde el día que entraba para que no nos pillara el toro)… estas dos cosas al final se hacen  algo rutinarias, pero al principio me sirvieron muchísimo para aprender a esquematizar la anamnesis, y familiarizarme con los tratamientos que traían a su ingreso, o con los que se marchaban a casa.

Durante la mañana, si había que hacer electros… pues “los estudiantes, el que esté libre que vaya a hacerle un electro a fulanito”, o tomar la sangre para las gasometrías,  y si le habían pedido alguna prueba de imagen a tu paciente, hacer la ficha de porqué se le pedía y enviarla al servicio de radiología. Se me ocurre también, por ejemplo, un mini-mental test (MMSE) que le hice a una paciente que me tocó en neurología.

En resumen, participábamos en todo lo que podíamos y servíamos de apoyo en pruebas de exploración.

cat-mir-900x445

Aparte de todo esto, un  día a la semana habia sesión clinica, y bien los residentes o los estudiantes presentában un caso clínico al resto. En estas sesiones aunque muchas fueron algo aburridas, en otras aprendí  mucho también.

En total,  8 servicios por los que pasé, un mes por cada uno. Más o menos era la misma rutina, cambiando pequeños detalles en función de la especialidad. Las primeras semanas hay que decir que me senti muy muy perdido, pero nos trataron muy bien y en cuanto se suelta uno con el idioma, el resto va rodado.

Normalmente los Erasmus no teníamos programadas guardias porque no nos pagan nada,  pero como los estudiantes allí pueden solicitar a un compañero que les ayude, conseguí hacer una con un amigo. Lo más interesante, en dos palabras, fue que me dejaron hacer una punción lumbar. También presenté un caso clinico en una sesión, aunque en principio sólo teníamos que asistir a ellas. *


* Con estas cursivas quiero deciros que si os las apañáis, podéis hacer mil cosas  porque allí la participación del estudiante es muy importante. Mi consejo es que no os pongáis límites y que os propongais para lo que queráis dentro de lo posible. Estarán encantados de que lo hagáis.


¡Espero que os haya servido y os anime a hacer prácticas por allí!

Hasta la próxima 🙂

Anuncios

4 comentarios en “Erasmus en medicina (III): Prácticas

  1. teclayfonendo dijo:

    La verdad es que sí Noelia 😀 fue de lo mejor de mi erasmus y por eso quería contarlo con más detalle. Aunque como estoy con el móvil se ha quedado así. A ver si más tarde con el ordenador pongo la entradas mas bonita jaja.

    Saludos ^^

    Me gusta

  2. Iratxe dijo:

    ¡Hola!

    Desde luego, suena muy bien ir de Erasmus a hacer prácticas en un sitio donde vas a poder trabajar casi como un residente + estar en un país extranjero con amigos nuevos y lugares por visitar y experiencias por vivir.
    Pero entiendo que lo que cuentas es solo en tu hospital ¿no? ¿O sabes si en general todos los hospitales de Francia funcionan así?

    Soy de la opinión de tu amiga, si me voy será en sexto, porque para estudiar lo que estudio normalmente prefiero quedarme en mi casa y estar a gusto y tranquila y no fuera agobiándome pensando que estoy malgastando mi Erasmus estudiando.

    Gracias por la entrada 🙂
    ¡Disfruta del verano!
    ¡Un saludo!

    Me gusta

    • teclayfonendo dijo:

      Hola Iratxe!
      Gracias por compartir aquí tu opinión, la verdad es que, en parte, estoy de acuerdo 🙂 En cuanto a las prácticas, el sistema funciona así en toda Francia (en los CHU, que son los hospitales universitarios) y conozco a personas en otras ciudades donde estuvieron también muy bien. Pero como digo, siempre es bueno preguntar.

      En cuanto a “malgastar” el Erasmus… yo soy de los que piensa que hay tiempo para todo, y que nunca se malgasta, siempre que hagamos lo que creemos que debemos hacer. Yo viajé más de lo que lo hacía estando en casa, descubrí un país muy bonito y salí las veces que tuve que salir. Eso sí… por suerte o por desgracia nuestra carrera exige un tiempo que igual lo tenemos que echar en casa o en el extranjero. En cualquier caso, hay muchos destinos para todos los gustos: más o menos exigentes, exámenes distintos para Erasmus o no, exámenes orales o tests, si suelen poner buenas notas o no…

      Una amiga que se fue en quinto a Rumanía me contó que aunque trabajó bastante al principio, luego siempre les ponían notas muy altas. Así que pudo tomárselo con calma, aprovechar las prácticas que le ofrecian en su destino y viajó como nadie 🙂

      Espero daros una visión objetiva del país donde me fui en cuanto a sistema, sobre todo porque a mi me lo pintaron mucho más fácil de lo que al final fue. Pero en cualquier caso nunca me arrepentí de la decisión. Sacar se saca. Y para todo el que se anime a salir, pienso que se aprende muchísimo de todo en general.
      Antes o después, lo recomiendo 🙂

      Un saludo! ^^

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s