La clave del éxito. Odisea hasta el erasmus.

¡Muy buenas a todos!

Hoy escribo estas líneas desde el autobús que me lleva a la ciudad de las luces. Y como me queda un rato de camino, y me ha venido la nostalgia,  he pensado en escribir una entrada un poco más personal. Mi odisea hasta llegar aquí.

Empezamos.

En primer lugar, y por qué no contarlo ahora, el nombre del blog viene de las teclas de un piano, en concreto el que llevo tocando desde hace once, doce…pf ya van a hacer 14? quién lo diría. Empecé el conservatorio con 8 años como muchos otros niños apasionados de la música. Y cuando  me llegó el momento de empezar medicina, me animé a empezar también el Grado Superior. Se rumorea que hay genios por ahí sueltos capaces de llevarlo todo adelante. No fue mi caso, desde luego (aunque, sigo tocando, eso sí).

pianoblog

El mío está un poco más cuidado que este

Esto me lleva a mi primer curso de medicina. Todo fue maravilloso. Había llegado a la gran ciudad, hacía muchas actividades, siempre con  estrés, pero también conocí amigos (y veteranos) increíbles, que además de apoyarme me enseñaban muchas cosas.

Hasta que llegó final de curso. Empecé con exámenes finales de música a principios de mayo y fue todo un continuo de estudio, horas y agobio hasta los finales de julio en la universidad. Un desastre. Aprobé muchas pero me quedaron 3 de medicina para septiembre. Casi un semestre entero. En aquel momento sentí caer sobre mis hombros el mayor fracaso de mi vida ( Estas cosas que nos pasan. Si es que no tenemos remedio… )

Os podréis imaginar mi decisión a partir de aquel momento. Dejé el conservatorio aparcado y empecé a tomarme la música como lo que era y es para mi en este momento. Una forma de evadirme. Y encima el resultado en septiembre de aquel año fue de sobresaliente 😀

Con estos ánimos entré a segundo, en el que, sin dejar de hacer actividades y deporte, pasé el curso aceptablemente bien. Pero tuve septiembre en dos asignaturas que al final pasé sin pena ni gloria. Y aquí fue cuando empecé a darme cuenta de una cosa. Mi mente ya iba preparada con que algo podría ir a una segunda convocatoria. Que no era capaz de pasar limpio.

Muy mal. Porque así entré en tercero. Con miedo, ante un semestre más complicado y sin la confianza que hay que tener para enfrentarse a una materia, con lo bonitas que me parecían además. Un semestre desastroso, las dos fuertes a segunda convocatoria. Después de un trabajo inmenso dedicado exclusivamente a la carrera y unos días de exámenes autoconvenciéndome de que no era capaz. ¿Pero qué estaba haciendo con mi vida? Ya sabía que me iba de erasmus al año siguiente, y que en mi destino, según las referencias, no iba a ser precisamente fácil.

No podía seguir así… en mi caso, no podía cambiar el plan de estudios de ninguna forma. El semestre que me venia era duro. Y tenía que pasar con todo como fuera.

Aunque la clave del éxito fue otra.

escaladorblog

En el segundo semestre de tercero toda mi actitud cambió. Me dije que ya era hora de aprender y de olvidarse del resultado.  Que igual necesitaba más tiempo que otros, pero que lo importante al final es estar preparado. Que una aprobado antes o después no te hace mejor médico. Quizá más rápido. Pero no siempre mejor. Y fue lo que hice. Disfruté mucho las asignaturas. La médica me enamoró.  Hice mucho deporte al aire libre y empleé muchos fines de semana para ello. Y aún así al final todo fue muy bien 😀

¡Podía conseguirlo!

Pasé aquellos exámenes del primer semestre en septiembre antes de llegar a Francia y al día siguiente aquí me planté. Un año de muchas prácticas, de teoría muy enfocada a casos, de aprender idioma. Y sobretodo de mucha medicina.

Este año aprobé todo, no voy a negar que sin duda ha sido el año más duro. Estudiar en otro idioma se puede hacer muy pesado. Pero a día de hoy creo que venir ha sido una de las mejores decisiones que he tomado nunca. Mi visión de la medicina ha cambiado totalmente. Ahora veo mucho más cerca al paciente cuando leo sobre una enfermedad y me motiva a saberlo todo lo mejor posible. Yo ya tenía claro que quería irme de erasmus. Nunca me imaginé que la odisea sería así. Ni siquiera me imaginé que pasaría todo como ha pasado. Confieso que al principio me decepcioné un poco. pero conforme fueron pasando semanas y meses…solo puedo deciros que os animes a intentarlo.

exito blog

Y recordad la clave: aprender,  aprender y aprender. No importa desde qué punto partais. Con pasión y esfuerzo todo se consigue 🙂

Anuncios

3 comentarios en “La clave del éxito. Odisea hasta el erasmus.

  1. Rocío Ruiz dijo:

    ¡Hola! Soy Rocío, encantada 🙂
    Yo este año paso ya a tercero y tengo muchísimas ganas de empezar en el hospital, porque estos dos años ha habido momentos de desmotivación (muchas asignaturas no las podía encajar del todo por falta de tiempo, y sentía que no tenía horas para mí y mi familia).
    ¡A mí me encantaría irme de Erasmus! Pero me da algo de respeto… por las convalidaciones de asignaturas y tal (que no sé cómo va este tema), y por adaptarme a un entorno y un idioma totalmente distintos. Aunque por como lo cuentas seguro que es genial irse por ahí un año a por nuevas experiencias :3

    Me gusta

    • teclayfonendo dijo:

      Hola Rocio! Ya verás que con tercero ya empieza lo bueno, aunque por ahora mi curso preferido ha sido cuarto, lo de empezar ya con el hospital motiva mucho. El tema de las convalidaciones no está tan mal como pintan. Sobre todo para cuatrimestres solos. Yo sin ir mas lejos he tenido todas las asignaturas que me correspondían y ha ido todo sin problemas. Lo mejor es informarse bien y como el plan de estudios debe estar aprobado y firmado antes de irnos se suele cuadrar muy bien. En cuanto a experiencia, está todo dicho en las entradas…yo sin duda lo recomiendo! ^^

      Me gusta

  2. Rocío Ruiz dijo:

    Hola, soy Rocío, vengo del blog DramaBQueen. Encantada de conocer tu blog 🙂
    Yo estos primeros años he estado algo desmotivada porque no conseguía asimilar las asignaturas en tan poco tiempo, y sentía que no tenía horas para mí y mi familia.
    El año que viene ya paso a tercero y tengo muchísimas ganas de comenzar a entrar en el hospital 🙂 en cuanto al Erasmus me encantaría irme! Aunque me da bastante respeto, por el tema de si convalidan todas las asignaturas y tal (ando muy perdida en este tema), pero de la forma que lo cuentas tiene que ser genial! 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s